Suecia Estocolmo, Suecia - Embajada de Suecia
 


Economía de Suecia

Economia La economía de Suecia es una economía mixta orientada principalmente a la exportación y al comercio internacional. Considerada por el Banco Mundial y por el Fondo Monetario Internacional como una «economía avanzada», actualmente su PIB nominal alcanza los 444.585 millones de dólares. Por lo tanto, cuenta con un moderno sistema de distribución, suficientes comunicaciones externas e internas y una fuerza de trabajo especializada. La madera, la energía hidráulica y el hierro constituyen la base económica del país, junto con el sector de ingenierías que aporta el 50% de la producción y exportaciones. Las telecomunicaciones y la industria automotriz y farmacéutica son también de gran importancia. La agricultura cuenta con sólo el 2% de la fuerza de trabajo. A finales del año 2009, las diez compañías suecas más importantes eran: AB Volvo, Ericsson, Vattenfall, Skanska, Svenska Cellulosa Aktiebolaget, TeliaSonera, Electrolux, H&M (Hennes & Mauritz), ICA AB y Nordea. Casi toda la producción industrial sueca es realizada por empresas privadas, hecho que contrasta con otros países industrializados, como Austria e Italia, donde las empresas del Estado tienen mayor presencia. Para 2008, el gobierno de centro-derecha del primer ministro Fredrik Reinfeldt ya había privatizado más de cincuenta empresas públicas. Crecimiento del PIB real en Suecia, 1996–2006. La población económicamente activa (PEA) es de unos 4,9 millones de personas, de los cuales alrededor de un tercio cuentan con estudios de educación superior.1 La economía del país crece a un ritmo del 2% por año. Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), la clave del crecimiento de la productividad sueca son la desregulación, la globalización y el apoyo al sector tecnológico. Sin embargo, el «modelo sueco» aún tiene varios problemas ampliamente conocidos, entre los que destaca los altos impuestos. El trabajador promedio recibe el 40% de su salario después del cobro de impuestos y aportes a la seguridad social, por lo que los problemas de fondos de pensión y jubilación son menores comparados a los de otros países desarrollados. El crecimiento del PIB se ha acelerado desde las reformas realizadas en la década de 1990, especialmente en el sector manufacturero. En 2003, Suecia rechazó el euro como moneda a través de un referéndum, por lo que actualmente la moneda oficial del país es la corona sueca (SEK). El banco central de Suecia es Sveriges Riksbank, que fue fundado en 1668, lo que lo hace el banco central más antiguo del mundo. Además de ser la casa emisora de moneda, Sveriges Riksbank se ocupa de la estabilidad de los precios, manteniendo la inflación en un 2% anual, una de las más bajas entre los países europeos desde mediados de la década de 1990.120 Los países con los que efectúa la mayor parte de la actividad financiera son Alemania, Estados Unidos, Noruega, Reino Unido, Dinamarca, y Finlandia. El Foro Económico Mundial de 2010 lo consideró como el segundo país más competitivo del mundo, sólo por debajo de Suiza. Por su parte, el Índice de Libertad Económica la ubicó en el número 21 entre 179 países evaluados y en el 10 entre los 41 países europeos. Finalmente, ocupó el noveno lugar en el Anuario IMD de Competitividad 2008.

Economia

La economía de Suecia es una economía mixta orientada principalmente a la exportación y al comercio internacional. Considerada por el Banco Mundial y por el Fondo Monetario Internacional como una «economía avanzada», actualmente su PIB nominal alcanza los 444.585 millones de dólares. Por lo tanto, cuenta con un moderno sistema de distribución, suficientes comunicaciones externas e internas y una fuerza de trabajo especializada. La madera, la energía hidráulica y el hierro constituyen la base económica del país, junto con el sector de ingenierías que aporta el 50% de la producción y exportaciones. Las telecomunicaciones y la industria automotriz y farmacéutica son también de gran importancia. La agricultura cuenta con sólo el 2% de la fuerza de trabajo.

A finales del año 2009, las diez compañías suecas más importantes eran: AB Volvo, Ericsson, Vattenfall, Skanska, Svenska Cellulosa Aktiebolaget, TeliaSonera, Electrolux, H&M (Hennes & Mauritz), ICA AB y Nordea. Casi toda la producción industrial sueca es realizada por empresas privadas, hecho que contrasta con otros países industrializados, como Austria e Italia, donde las empresas del Estado tienen mayor presencia. Para 2008, el gobierno de centro-derecha del primer ministro Fredrik Reinfeldt ya había privatizado más de cincuenta empresas públicas.
Crecimiento del PIB real en Suecia, 1996–2006.

La población económicamente activa (PEA) es de unos 4,9 millones de personas, de los cuales alrededor de un tercio cuentan con estudios de educación superior.1 La economía del país crece a un ritmo del 2% por año. Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), la clave del crecimiento de la productividad sueca son la desregulación, la globalización y el apoyo al sector tecnológico. Sin embargo, el «modelo sueco» aún tiene varios problemas ampliamente conocidos, entre los que destaca los altos impuestos. El trabajador promedio recibe el 40% de su salario después del cobro de impuestos y aportes a la seguridad social, por lo que los problemas de fondos de pensión y jubilación son menores comparados a los de otros países desarrollados. El crecimiento del PIB se ha acelerado desde las reformas realizadas en la década de 1990, especialmente en el sector manufacturero.

En 2003, Suecia rechazó el euro como moneda a través de un referéndum, por lo que actualmente la moneda oficial del país es la corona sueca (SEK). El banco central de Suecia es Sveriges Riksbank, que fue fundado en 1668, lo que lo hace el banco central más antiguo del mundo. Además de ser la casa emisora de moneda, Sveriges Riksbank se ocupa de la estabilidad de los precios, manteniendo la inflación en un 2% anual, una de las más bajas entre los países europeos desde mediados de la década de 1990.120 Los países con los que efectúa la mayor parte de la actividad financiera son Alemania, Estados Unidos, Noruega, Reino Unido, Dinamarca, y Finlandia.

El Foro Económico Mundial de 2010 lo consideró como el segundo país más competitivo del mundo, sólo por debajo de Suiza. Por su parte, el Índice de Libertad Económica la ubicó en el número 21 entre 179 países evaluados y en el 10 entre los 41 países europeos. Finalmente, ocupó el noveno lugar en el Anuario IMD de Competitividad 2008.

 

 

  Suecia  ∙   Historia  ∙   Gobierno y política  ∙   Geografía  ∙   Economía  ∙   Infraestructuras  ∙   Demografía  ∙   Cultura  ∙   Deportes  ∙   Embajadas y Consulados  ∙   Pasaporte y Visas  ∙   Regiones  ∙   Provincias  ∙  
Enlaces patrocinados:


 

Principales representaciones diplomáticas de Suecia:
 
América del Norte América Central & Caribe América del Sur Europa Resto del mundo
Canadá
Estados Unidos
México
Cuba
Guatemala
Nicaragua
Argentina
Brasil
Chile
Colombia

Perú
Alemania
España
Francia
Holanda
Italia

Reino Unido
Rusia
China
India

Israel
Japón

Todos los países...


© Embajada de Suecia - Todos los derechos reservados.

Guatemala